Imagen de Enrique Meseguer en Pixabay

21 claves para superar el trauma

Hola, soy Laura Tiraboschi, Dra. en Psicología y experta en trauma, llevo años, presentándome así.

Pero hace poco, en un día de trabajo como cualquier otro donde como cada día me programaba para ser una buceadora de mentes en busca delos traumas inconscientes que aquejan a mis pacientes, a primera hora de la mañana mi jefa de prensa me dice:

—“Laura Necesito algo más ligero que un trauma

Vale, perfecto. Me siento frente al papel en blanco y como experta lista para hacer que el trauma suene más ligero que una pluma en una brisa de verano. Y así es cómo me doy cuenta de que hay mucho desconocimiento sobre el trauma.

Cada vez más expertos en salud como Médicos, Psicólogos, Psiquiatras y hasta Cirujanos Plásticos, nos encontramos con cuadros clínicos, donde no hay base orgánica para ese malestar o dolor, ya que de muchísimas dolencias incluidas muchas físicas su origen es emocional y se encuentra encriptado en lo más profundo del alma y la mente humana, en el inconsciente, en el cuerpo dolor, donde se guarda la memoria celular. 

Es cierto que los trastornos emocionales pueden causar síntomas físicos y, por tanto, generar dolor o malestar. Esto se debe a que el estrés crónico, la ansiedad o la depresión influyen en nuestro organismo al provocarnos un desequilibrio hormonal y alteraciones biológicas asociadas. En este sentido, muchas veces es necesario abordar el problema desde un punto de vista psicológico para solucionarlo. Por ejemplo, cuando hay dolor de espalda persistente sin base orgánica, normalmente suele ser debido a conflictos emocionales no resueltos como miedos o frustraciones acumulados con el paso del tiempo. Por lo tanto, la mejor forma de tratar ese tipo de dolencias consistiría en realizar terapia para identificarlas y liberarse de ellas.

Como psicóloga me es muy triste ver la realidad de lo que está sucediendo hoy en día con los adolescentes y las personas jóvenes. Los trastornos de ansiedad y depresión son cada vez más comunes, muchas veces producto del bullying y acoso, es decir, factores externos, lo que incluso lleva a un aumento significativo del índice de suicidio. Pero hay también factores internos, en lo más profundo inintrapsíquico, allí agazapados como los animales de la fauna marina, y que solo un experto buceador de mentes nos puede ayudar a descubrir.

Entre ellos están: la falta de objetivos o metas, la falta de propósito en sus vidas… Quizás se lo hemos puesto demasiado cómodo que en la incomodidad están los desafíos que son los que nos hacen más fuertes y valientes. Como psicóloga he llegado a sentirme impotente al ver el dolor y la angustia que atraviesan muchos jóvenes, pero también estoy comprometida a ayudarles para que encuentren formas saludables para afrontar sus problemas emocionales.

Pero ¿por qué cada vez muchas personas se sienten perdidos, desorientados y sin saber qué hacer como barcos a la deriva? 

En muchas líneas de la psicología nos hemos encargado de reconocer ese vacío existencial, esa falta de ganas para hacer cosas. A esa falta de ilusión por la vida, esa tristeza y apatía profundas, Freud lo llamó “Duelo y melancolía” sin duda la mejor descripción de esa sensación de vacío existencia, de “algo perdido” sin saber muchas veces que es. 

Con nostalgia recuerdo los jóvenes de los Años 70´S, Incluso algo de Los 80´S, y hablo a nivel mundial, teníamos a los Hippies haciendo el amor y no la “guerra”, el deseo acabar con los conflictos, paz y amor. A nivel ideológico y político la potencia de los sindicatos. Los ideales, la igualdad incluso el comunismo aunque sea una utopía…  Pero tenían algo por que luchar, la música rock, Imagine de Lennon incluso el punk.

El movimiento feminista que luchaba por los derechos de las mujeres, el ambiente social de libertad sexual, el arte con una nueva expresión como el cine moderno, en fin fue una época donde se vivía con muchas ilusiones y esperanzas para construir un mundo mejor.

Eso… “SE VIVÍA”… Ahora ¿de dónde viene esta apatía? este esperar que pase la semana para salir con los amigos y beber hasta casi entrar en coma etílico, la desilusión por la política, todo a lo “Fast and Furius”, lo inmediato, las plataformas de citas en línea comoTinder.

La ciencia nos dice que la apatía, esa falta de motivación o interés también pueden ser causadas por problemas emocionales como la depresión o el aburrimiento. Las presiones sociales, tales como el sentimiento de no encajar con las expectativas del entorno y los medios modernos, también contribuyen al desinterés generalizado. Finalmente, la cultura actual tiende a valorar lo inmediato sobre lo duradero, estamos tan acostumbrados a obtener resultados rápidamente que hemos perdido la paciencia necesaria para trabajar arduamente por aquello que queremos lograr, hasta quisiéramos vidas “sin traumas”, pues amigos, cuando los únicos que no tienen traumas son las personas que están muertas.

Además algo que sí es frecuente, es que estamos  en la era donde la verdadera epidemia es la depresión y, qué nos dice la ciencia sobre este trastorno tan expendido? 

La depresión sería como el extremo máximo de dolor al que llega una persona, incluso llega al extremo de no querer vivir, llega a la máxima desesperanza, llega a sentir que no tiene control sobre su vida, y que haga lo que haga no puede cambiar las circunstancias, y ahora detallaré más síntomas porque si una persona entra en este cuadro agudo es porque ya previamente ha tenido una serie de 

circunstancias, las cuales, luego entra en un bucle de espiral descendiente, hasta que llega esa profunda melancolía, claro que hay diferentes tipos de depresión, hay depresión aguda, hay depresión esporádica, y está la depresión encubierta.

Es por eso que en ocaciones el médico de cabecera o generalista, no llega a diferenciar entre estrés y depresión, ya que hay una línea muy fina porque todo depende del psiquismo de la persona, su relación con el estrés y el estrés sostenido.

La ciencia dice que si tienes más de cinco semanas con síntomas de depresión, generalmente tiene que ser más tiempo, porque si no, puede ser una circunstancia puntual.

¿Cuáles son esas manifestaciones de esta depresión? hay gente que, como consecuencia de la depresión no siente emociones, o puede estar constantemente muy irritado, como que todo parece que le molesta.

El dolor puede ser tanto que deja de disfrutar de las actividades que antes disfrutaba, antes estaba con gente y ahora de repente se siente desconectado, no disfruta, casi nada le proporciona ese placer, hay pérdida o aumento de peso rápido, involuntario, o bien porque no tiene apetito  y deja de comer, o bien de repente empieza a engordar y a tener como un hambre voraz de un vacío que no se llena con nada, aparece insomnio o aumento del sueño, o las dos cosas a la vez, que suele ser más típico, tiene dificultades para dormir o se duerme, y a las 3:00 de la madrugada me se despierta.

El trastorno del sueño es un síntoma que además se convierte en un bucle, es decir una persona que no duerme bien va a retroalimentar el trauma y luego pasará a la depresión y las emociones negativas, a estar muy inquieto todo el día, a estar como más lento, a quedarse casi sin energía para moverse y hablar, incluso hay personas que hasta dejan de gesticular, emocionalidad intensa como desmedida, de repente su corporalidad cambia, los hombros caen hacia adelante, la persona va más encogida, siente fatiga o fatiga crónica, se cansa muy pronto, tiene sentimientos de inutilidad o de culpa excesiva, dificultades para pensar para tener claridad mental, para concentrarse y para tomar de decisiones. Entonces con esta descripción ¿cuántos podemos decir que no estamos pasando por estrés desmedido, una depresión aguda o encubierta?

Cuántos nos atreveríamos a decir que no tenemos ninguna situación traumática que podría estallar ante cualquier estímulo? 

Es digno de pensar, de reflexionar y si es necesario de buscar ayuda en expertos buceadores de la mente humana, que nos ayuden a encontrar los disparadores que nos apartan de nuestra paz mental, nuestra felicidad y la esperanza de una vida mejor.

He recomendado como primer medida y de hecho la más coherente, si te encuentras en esta situación, busca ayuda profesional. 

Tu terapeuta te hará consciente que esto es propio de la enfermedad, que no es tuyo, que son síntomas estándar de un trastorno y te asegurará que hay estrategias, y muchas técnicas para sanar.

Obviamente un profesional con profundidad entrará en el tema del fortalecimiento del Cortex Prefrontal, ya que es de las técnicas más efectivas para la gente con depresión, donde ve que la vida no tiene sentido y empieza a ver el mundo de forma hostil.

También tendremos tips para comenzar el tratamiento, como los consejos de Johaan Hari, uno de los mayores expertos del mundo en neurociencia de la depresión, del estrés y ansiedad.

Hari describe que cuando te deprimes tu cerebro cambia fisiológicamente, y también como cuando te recuperas tu cerebro cambia de nuevo.

Este cambio no se produce en el acto, sabemos que la depresión es el opuesto a la felicidad, entonces tu cerebro tiene que fortalecer el neocórtex, fabricar nuevas sinopsis, y dejar todas las asociaciones que se relacionan con el miedo y la desesperación.

Si tú quieres acelerar el cambio, necesitas activar las sinapsis cerebral que se relacionan con la alegría y la felicidad entonces ahora te doy unos tips  para realizar cambios.

1)       Hacer algo de ejercicio, yoga, estiramientos o la práctica habitual de la meditación.

2)     También pueden ayudar mucho los masajes, el contacto con otra persona, así como el baile.

3)     Cambia tu postura corporal, echa los hombros hacia atrás, pon tu columna recta, y el mentón paralelo al piso y en ocaciones ligeramente elevado.

4)     Escuchar música que calme la mente o que te dé alegría.

5)     Ayuda mucho leer historias de personas que han mejorado su vida y han creado un futuro ilusionante.

6)     Así como diseñar tu futuro yo ideal, y fijar un plan para convertirte en tu mejor versión, en esa persona que deseas ser

7)     Dar valor a los demás, asistir, ayudar, participar de alguna actividad en la que te sientas útil.

8)    También siempre se ha tratado la depresión en la medicina milenaria recibiendo más luz solar.

9)    Entrenar la mente para cambiar los patrones de pensamientos negativos.

10)  Practicar visualizaciones y autohipnosis.

11) Ser muy agradecido.

12) Realizar un seguimiento de tu estado de ánimo y de las emociones en un diario terapéutico.

13) Buscar tu propósito en la vida.

14) Conocer y practicar tus pasiones.

15) Sentir que hay una fuerza superior omniconsciente, omnipresente, llámale Universo, La Fuente, Dios, Hashem o como desees llamarle, donde cada punto de existencia tiene un propósito y ese objetivo es el crecimiento y la mejora permanente.

16)  Lograr sentirte acompañado por esa fuerza superior.

17) Apóyate socialmente: mantén conexiones con amigos y seres queridos. Compartir tus sentimientos y preocupaciones con personas de confianza puede ayudar a aliviar el aislamiento y proporcionar apoyo emocional.

18) Establece una rutina: la estructura diaria puede ser beneficiosa para las personas con depresión. Establecer horarios regulares para dormir, comer y hacer ejercicio puede mejorar el bienestar.

19) Alimentación saludable: una dieta equilibrada rica en frutas, verduras y alimentos ricos en nutrientes puede tener un impacto positivo en tu estado de ánimo.

20) Sueño adecuado

21)  Ser feliz es una elección y la vida es demasiado corta para pasarla tristemente. Así que… ¿por qué no aprovechar estos momentos preciosos para reír, bailar y disfrutar? Solo se vive una vez, así que sacudamos nuestras penas y dejemos que el amor nos haga volar alto con los colores del arcoíris. ¡Vamos a ser felices!

Por Laura Tiraboschi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡¡Emprende un viaje hacia tu prosperidad!!

¿Quieres ser abundante? 

Descubre TU PODER INTERIOR.

Manifiesta tu abundancia a través de MI LIBRO:

"40 Días para manifestar abundancia"

No gracias, tal vez luego
Close

SUSCRÍBETE

¿Quieres ser abundante? 

ÚNETE A MI GRUPO DE TELEGRAM

Gracias!

USE COUPON CODE 

WELCOME20

Follow us on Facebook

Hola, soy Laura

QUIÉRES UNIRTE A MI COMUNIDAD DE "DIVINOS ABUNDANTES"

ÚNETE AL GRUPO DE TELEGRAM

1703

QUIÉRES CONTACTAR CON LAURA Y LIBERARTE DE LA ESCASES Y ABRIRTE A UN MUNDO DE ABUNDANCIA.

PREPARA TU SESIÓN INDIVIDUAL 1:1

Scroll al inicio